ImPAHrables13: del negro al verde

@Silviaglaa / Ilustración: El Caco | 20/09/2013

En el número anterior, anunciábamos con ilusión la primera recuperación de un bloque de pfinal pahisos vacíos por parte de PAH Bcn, dentro de la campaña que hemos llamado «Obra Social» y que consiste en realojar a familias en riesgo de exclusión social en pisos vacíos en manos de entidades financieras que, pese a haber sido rescatadas con dinero público, destinan sus «activos» a la especulación privada, incluso en un momento de emergencia habitacional como el que estamos viviendo.

Bautizamos el bloque con el nombre de ImPAHrables 13 porque es ya el edificio número 13 recuperado por la PAH en todo el Estado. Entre nosotros, también lo conocemos como Plaza PAHdró, ya que se encuentra en el número 5 de la histórica plaza del Pedró, en pleno corazón del Raval.

Han pasado casi dos meses desde entonces y ahí seguimos. La experiencia, de momento, podría resumirse en: 1. Conquistamos el derecho a la vivienda y 2. Mientras tanto, aprendemos y nos organizamos.

1. La situación legal del edificio es compleja; viene de una larga historia de chanchullo tras chanchullo y todavía estamos investigando los detalles de las operaciones que lo han llevado a la situación actual. No está nada claro que las obras por las que los pisos acabaron convertidos en minicubículos de lo que parece un apartahotel para uso turístico se hicieran con las licencias pertinentes, y el expediente está, al parecer, lleno de irregularidades.

Por otro lado, se confirma que el bloque, que estaba en manos del Sareb (Sociedad de Gestión de Activos Inmobiliarios procedentes de la Reestructuración Bancaria), fue vendido por Servihabitat en una operación oscura en la que el «banco malo» se deshizo, de manera fraudulenta y en beneficio propio, de un patrimonio rescatado con dinero público y, por tanto, de todos.

Habrá que esperar a las próximas semanas para ver qué movimientos hacen unos y otros: qué deciden los propietarios, cómo prospera en el juzgado la denuncia que nos han puesto y cómo se posicionan Distrito (que debe aclarar la situación del edificio) y Ayuntamiento, ya que –recordémoslo– la PAH no «exige» quedarse con esos pisos, sino que utiliza su «ocupación» como medida de presión para conseguir una vivienda estable y asequible para las familias que actualmente viven en ellos. Y que lo hacemos en un acto de desobediencia civil legítimo ya que antes hemos agotado, sin éxito, todas las vías legales para realojar a estas familias desahuciadas por los bancos.

2. Gestionar una «recuperación» no es fácil. Por fortuna, en Barcelona no partíamos de cero: conocíamos bien las experiencias de los bloques ocupados en Sabadell y Terrassa, y hemos contado, además, con la colaboración de colectivos amigos expertos en el tema. Aprovechamos este espacio para dar las gracias a todo el barrio del Raval por su apoyo. Nos honra formar parte, con esta acción, de la larga tradición de lucha vecinal de un barrio con una importante historia combativa, de la cual estamos nutriéndonos. Queremos hacer una mención especial al Lokal y a toda su gente por la inestimable ayuda que nos han dado, y por su infinita paciencia y capacidad de trabajo. Si ImPAHrables13 es ya casi una familia, ellos la hacen todavía más grande.

Por supuesto, esto es un proceso, y estamos aprendiendo. Y la mejor manera es plantear nuevos retos. Uno de ellos será crear un huerto urbano en la azotea. Otro, buscar maneras de autofinanciar los gastos comunitarios del edificio, para lo que anunciamos, desde aquí, que queremos invitar al barrio entero a una «Festa de Fanalets» a finales de mes, coincidiendo con las fiestas de la Mercè. ¡Os esperamos!