Òscar López: «La Administración y algunos empresarios están contribuyendo al hundimiento de la hostelería»

Masala | 20/11/2012

Òscar López es secretario de la Federación de Catalunya de comercio, hostelería, turismo y juego de la UGT

¿Cómo ha afectado la crisis al sector de la hostelería en Catalunya?

En 2008-2009 algunos hoteles empezaron a cerrar pero lo más grave es que los que se han mantenido han vaciado completamente sus plantillas, las han reducido a la mínima expresión. Además se hace trabajar más horas a los empleados, horas que están fuera de convenio y fuera de cualquier pago. Esas horas de más son para intentar cubrir las bajas que ha habido en el sector. Pero, claro, eso es imposible.

 

¿Se ha precarizado el empleo?

La proporción de fijos discontinuos y de contratos temporales ya era, antes de la crisis, muy superior al porcentaje del resto de España y de Europa. En las épocas de bonanza ya se hablaba de casi un 30% de empleo temporal y, por tanto, no estable en el sector. A día de hoy las cifras rozan casi lo vergonzoso.

¿Qué quieres decir?

Hemos detectado que, sobre todo en la costa —y sin generalizar porque es evidente que hay hoteles que cumplen con la legalidad—, hay mucha gente que está trabajando sin contrato. Así de claro. Nosotros ya ciframos en su día que de cada diez personas que trabajan en la temporada de verano podríamos estar hablando de seis que entran sin contrato.

Sin embargo, en 2010, ya en plena crisis, los beneficios llegaron a los 10.000 millones de euros…

¡Es que hay beneficios! Lo que pasa es que antes cobraban una habitación a 300 euros y ahora vale 100. La competencia es brutal y se han bajado mucho los precios pero ¿a costa de qué? De reducir personal, de aumentar muchísimo la carga de trabajo…

El mensaje de la patronal es que hay que apechugar y esforzarse…

Nosotros creemos que el sector da para tener trabajadores con empleo estable y que, cuando ha hecho falta hacer un esfuerzo, el trabajador siempre ha respondido. Pero es el empresario quien quiere seguir manteniendo las cuotas de ingresos de hace tres o cuatro años. Eso es imposible hoy en día.

¿Qué repercusiones tienen estas políticas laborales?

Desde el sindicato siempre hemos denunciado que esta manera de actuar se traduce en el descenso de la calidad en el servicio. Éramos punteros en turismo a escala mundial, hoy ya hay otros destinos que están al mismo nivel o por encima.

Lo que explicas se aleja mucho del discurso «oficial», ¿no?

A mí lo que más me indigna, como UGT y como secretario general, es que la administración sale siempre en los medios de comunicación diciendo que el turismo es el motor económico del país, el gran generador de empleo, que hay que dar formación… pero la quitan. Ellos aseguran que apuestan por un turismo sostenible y de calidad pero no es verdad. Dicen que hacen aportes al turismo y luego sacan tres folletos mal hechos diciendo que hay bus turístico y esas cosas. Hoy, la administración, junto con algunos empresarios, está contribuyendo al hundimiento del sector.