67 dreams

Masala / Califas | 16/11/2012

«Se estima que hay un millón y medio de personas en EEUU que llegaron como niños y jóvenes y que no tienen estatus legal de inmigración. No tienen manera de legalizarse bajo las leyes de inmigración tal como están ahora.» Así empezó la conversación con Cecilia Canda, abogada de asuntos migratorios y especialista en deportaciones y expulsiones de jóvenes en EEUU.

Durante el pasado mes de mayo nos encontramos en el Centro Cultural La Peña, de Berkeley, para asistir a un acto del colectivo 67 dreams. Este grupo está formado por jóvenes, mayoritariamente latinos, que llegaron a una edad muy temprana a EEUU, de la mano de sus padres, y ven que hoy, tras años de formación educativa en centros estadounidenses, cuando llegan a la edad de decidirse por un college o universidad, no pueden acceder a la educación superior ya que su estatus es el de «persona sin papeles». Ya adultos, se dan cuenta de que toda su formación sólo les ha servido para trabajar como indocumentados, ya que no disponen ni de un número en la seguridad social, algo indispensable para trabajar en EEUU.

Barack Obama decidió crear, el pasado mes de junio, el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, por sus siglas en inglés). Esta ley permite a todos los llegados en edades tempranas, y matriculados en instituciones educativas, inscribirse para obtener un estatus legal.

«Querían que a los veinte años regresara a México, cuando llevo desde los seis meses de edad en EEUU. Querían arrancarme de lo que ha sido mi cultura, mis amigos y mis calles», comenta Jorge Quezada tras romper su silencio y salir a la luz pública en los actos que 67 dreams organiza.

Obama ha tenido un claro detalle electoralista con la población latina de este país implementando el programa DACA. Los latinos han empezado a decantar su voto y Obama siempre ha estado muy atento a este colectivo indeciso, que siempre valora a quien propone derechos para su comunidad. El DACA, sin duda, ha sido su gran golpe.

«El DACA es problemático porque es muy limitado. No es un estatus legal. No abre el camino a una visa, residencia o ciudadanía. Dura sólo dos años, con la posibilidad de renovarlo, siempre que el programa no termine antes», nos comenta Cecilia.

Pero, ¿deja el DACA a una parte de ellos fuera? «La persona tiene que demostrar que entró al país antes de cumplir 16 años; que era menor de 31 años el 15 de junio de 2012; que ha estado presente desde el 15 de junio de 2007 hasta la fecha; que estaba en el país el 15 de junio de 2012; que se ha graduado en una high school u obtenido un certificado de equivalencia; y que no ha cometido un crimen mayor ni un crimen menor significativo una multa de positivo en un control de alcoholemia sería suficiente.»

Mitt Romney ya ha afirmado que revocaría el DACA si gana. ¿Qué pasará con el programa después de las elecciones, gane uno u otro? «Pueden pararlo cuando quieran. Romney ha dicho que terminaría con él cuando sea presidente y podría hacerlo. A 10 de octubre, el Servicio de Inmigración ha recibido un total de 179.794 formularios y ha aprobado sólo 4.591. Si pasara lo peor, y pongamos que hay sólo 200.000 aprobadas cuando, en realidad, se estima que hay el doble, ¿que haría Romney? ¿Intentaría deportar a 200.000 personas jóvenes que han estado trabajando, pagando impuestos y estudiando en EEUU? El sistema de deportaciones se está viniendo abajo por su propio peso. No puede seguir funcionando así, con el número de casos que se barajan hasta ahora. Yo creo que sería un suicidio político y económico deportar a todas estas personas.»

¿Diríamos entonces que DACA es una cortina de humo? «DACA es como una puerta que se abrió para algunos latinos. Otros no podrán nunca ser aptos para presentarse al DACA. La puerta siempre estuvo cerrada para ellos.»

«Todos tenemos la esperanza de que DACA sea una plataforma para una ley que ofrezca un camino a cierto estatus legal. Y una solución para los que no pudieron inscribirse en ella porque eran menores de 15 años o entraron a los 16 o cumplieron 31 años el 14 de junio de 2012. Y, aun peor, los que no rellenaron el formulario por temor a ser deportados.»

 

http://www.67suenos.org/

 

    -->