El Ayuntamiento oculta un informe sobre el Plan de Usos encargado a una empresa asesora de hoteles

Masala | 27/06/2013

santiago-sañe-i-daniel-farre

Desde 2012 el Ayuntamiento de Barcelona dispone de un informe preliminar sobre el Plan de Usos de Ciutat Vella, encargado por la regiduría de Hàbitat Urbà a BDO Auditores, empresa que entre otras áreas de negocio se dedica a la asesoría de empresas del sector del turismo, ocio y hoteles. Dicho informe, sobre cuyo contenido no han querido pronunciarse ni la empresa responsable ni el departamento de Antoni Vives, podría tener una especial relevancia, ya que es probable que fundamente algunas de las medidas que más revuelo vecinal han levantado. Pese a ello y a que el Plan de Usos estuvo en periodo de alegaciones y exposición pública hasta el pasado viernes 21 de junio, un momento que exigía poner a disposición del público el máximo de información posible, dicho documento sólo ha sido visto por el gobierno municipal. Ni la oposición ni las entidades vecinales han tenido la oportunidad de consultarlo. Al respecto, fuentes de Hàbitat Urbà han declarado a este periódico que «el documento es una herramienta de trabajo interna, y que no puede ser conocida hasta después de ser aprobado el plan». Las mismas fuentes no han sabido responder si esta reserva se debe a todo o parte del contenido del estudio. Tampoco el responsable de BDO Santiago Sañé ha querido pronunciarse sobre el contenido del informe, aduciendo la confidencialidad en su trato con sus clientes.

BDO Auditores

En todo caso, el documento, denominado como Estudi previ d’oportunitats de millora del Pla d’Usos de Ciutat Vella y por el que se pagaron 21.000 euros, será necesariamente favorable a los intereses de la industria hotelera. BDO Auditores, que recibió el encargo por designación directa sin pasar por concurso, creó en febrero de 2011 un «departamento especializado en asesoramiento a Hoteles, Turismo y Ocio con el objetivo de reforzar esta área de negocio y su capacidad de crecimiento en la firma, ante la creciente demanda de asesoramiento especializado detectada en el mercado». Pero es desde principios del 2012 que BDO cuenta con un equipo especializado conformado por Santiago Sañé y Daniel Farré además de especialistas en derecho laboral, mercantil, fiscal y de gestión del fraude. Según un boletín de la empresa, BDO organizó en febrero de este año, en el Círculo Ecuestre, un «desayuno de trabajo que contó con la asistencia de importantes grupos hoteleros catalanes » sobre la «aplicación judicial de la reforma laboral y sus implicaciones en el sector». En este acto intervino Montse Rodríguez, responsable de Asesoramiento Laboral de BDO y firme partidaria de flexibilizar las condiciones de despido, en un momento en que se habla de la industria hotelera como eventual creadora de empleo. Más tarde, en abril y en la misma ubicación, la empresa organizó otro acto similar, dedicado en este caso a «líneas de financiación del Institut Català de Finances para el sector de Hoteles, Turismo y Ocio».

El estudio que con tanta cautela guarda el Ayuntamiento sería un apoyo técnico, jurídico y prospectivo a los consensos políticos entre el gobierno de Trias y el sector hotelero.

Negociación privada high level, participación pública low cost

Esta alianza se ha expresado a coro y sin disonancias de ningún tipo desde el principio de la legislatura. En julio de 2011, cuando apenas habían pasado dos meses de las elecciones del 22 de mayo, el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) Joan Molas afirmaba que «hay grupos interesados en hacer hoteles en edificios emblemáticos actualmente en desuso. Pero, para que se concreten, el Ayuntamiento debería replantearse la moratoria». En marzo de 2011, una noticia en La Vanguardia mencionaba la existencia de una mesa de negociación del Gremi d’Hotels con el distrito que dirige la concejal Mercè Homs, y que llevavan ya algunas semanas trabajando «en buena sintonía». Una sintonía inversamente proporcional a la denuncia vecinal del Plan de Usos. Ni mesa de negociación, ni informes técnicos que recogieran las reivindicaciones vecinales, ni oídos que quisieran escuchar. Lo cierto es que el plan venía precocinado y esperando el microondas de la ppvergencia. No tendrá el equipo de gobierno de Trias el detalle de publicar una memoria participativa que, incluyendo el menú junto al orden del día, recoja las actas de los bis a bis con representantes de los hoteleros.

 

○○○

Plan de Usos: un decretazo en manos de Hàbitat Urbà

Que el encargo del informe a BDO se llevara a cabo desde la regiduría de Antoni Vives en lugar de por el propio Distrito de Ciutat Vella, no es casualidad. Mientras los técnicos que han elaborado el plan sí pertenecen al Distrito, los organismos políticos de éste han tenido un lugar secundario. La minoría en la que se encuentran PP y CiU en el pleno de Ciutat Vella —una de las primeras derrotas del equipo de Trias fue precisamente al plantear la revisión del Plan de Usos al principio de la legislatura— y el desprestigio político de Mercè Homs han sido dos factores determinantes para que sean Vives y su departamento la voz cantante. También por esta razón la aprobación inicial del plan se ejecutó prácticamente por decretazo, en la Comisión de Gobierno, sin pasar por discusión alguna en el Pleno del Distrito. Cuando estamos a punto de cerrar esta edición de Masala, la propuesta del Plan de Usos está a punto de ser tumbada precisamente en el principal órgano representativo institucional de Ciutat Vella. Un duro golpe a su legitimidad. ¿Cómo puede ejecutarse un Plan de Usos rechazado por la mayoría de regidores de un distrito?

    -->