Un millón al mejor postor

20/01/2013

cabecera-cuervoingenuo

Pensar en el millón de euros de Focivesa provoca ciertamente sentimientos de rabia y algún que otro malestar gástrico. Tanta «discreción organizada» trae aires de película, de escena oscura donde gánsteres a cara marcada beben güisqui y se juegan los pactos municipales en partidas de naipes.

Y, sin embargo, esta trama de reparto de beneficios, figuras repetidas y escenografías de la transformación, ha sido orquestada a plena luz del día con sus trajes con corbata, sus banderas y sus discursos. Claro, hacía falta la inestimable complicidad consistorial, no sólo para legitimar y acompañar sino para ser protagonista de la trama, accionista principal. Arma fundamental, junto con los medios de comunicación masiva, para el engranaje de la violencia de la gestión urbanística y sus ganancias. Un mecanismo urdido en largas argumentaciones sobre la salvación de nuestros barrios del pecado y la degradación.
Si es que se presupone que, a pesar de tener ya los intestinos reventados por tanta ocultación, además, deberíamos invitarlos a unas copas y ser una comunidad vecinal agradecida. Afortunadamente no lo somos.

 

Més informació:

Un milió d’euros de beneficis pels accionistes privats de FOCIVESA